veinticuatro horas democracia ateniense

 

SOY CONSCIENTE de su necesidad de permanecer en el anonimato, pero tengo que ser capaz de describir el alcance de este movimiento. ¿Puede alguno de ustedes decirme desde donde está escribiendo?

Me refiero a los miembros de un grupo llamado “Anónimo”, que utilizan un servicio de colaboración web basado en la edición de texto. Es la primera entrevista para todos nosotros, y sus respuestas comienzan colisionar en la página. Uno de los miembros proviene de Noruega, otra sorpresa, a continuación, dice que ella es de Nueva Zelanda. Otro escribe que los miembros del grupo provienen de Nepal y Rusia oriental. Todos hablan a través de seudónimos, pero ni siquiera saben que pseudónimo proviene de qué país, porque poco después de leer estas respuestas, alguien que se hace llamar “Tux” borra todo y escribe

Estamos en todas partes. Estamos todos. Somo anónimos.

Los miembros de Anónimo, sean quienes sean, han bloqueado en la última semana los sitios web dirigidod por Postfinance, un banco suizo que cerró la cuenta de Julián Assange, fundador de Wikileaks; PayPal, un procesador de pagos en línea que puso fin a las donaciones a Wikileaks, y la fiscal sueca que ha interpuesto una demanda contra el Sr. Assange. He seguido a algunos “Anom” a través de Internet Relay Chat (IRC), el martes, votaron entre sí, no atacar a la “policía del Reino Unido del metro”. No estoy seguro de qué página web se refiere. Después de dejar la charla, que centraron su atención en lieberman.senate.gov, el sitio web del senador amricano Joe Lieberman. Según Sean-Paul Correll, un investigador de amenazas de Panda Security, el sitio estuvo offline, brevemente, a las 7:11 hora del Este de EE.UU del martes. Registros de la sala de chat que el grupo estaba utilizando indican que durante algún tiempo todas los sitios web senate.gov -de cada senador estadounidense-  fue saboteado por completo o lento en muchas partes del mundo. Lo que todos estos sitios tienen en común es que sus dueños han impedido de alguna manera el trabajo de WikiLeaks o de su fundador, Julián Assange.

Anónimo no es WikiLeaks, y la más famosa voz de alerta no parece estar tirando de las cuerdas. Tampoco, de hecho, nadie tira de ellas.  En cualquier momento, cualquiera puede aparecer en una de las varias conversaciones IRC y lanzar una consigna para lograr un objetivo. El que lo desee, registra un voto, o un argumento. Durante el ataque en el sitio el señor Lieberman, Anonym argumentó que sería dificil tumbar los dominios .gov del gobierno americano, y por lo tanto no eran un objetivo que valiera la pena. Una anon señaló que el senador no hace negocios a través de su página web. Uno de ellos escribió, simplemente, que el sitio estaba en Alemania, y que todos irían a la cárcel.

Pero hay un orden, una especie de orden, dentro de Anónimo. Anónimos, que aunque se conocen sólo por sus seudónimos, desarrollan una confianza en el tiempo mediante la participación constante en la organización de charlas. El poder del grupo radica en un software llamado “cañón de órbita baja de iones”. No se deje intimidar por este pedazo de jerga, un cañón de iones es un arma ficticia que se utiliza en las epopeyas espaciales de ficción. Pero el software es tan real que permite a alguien prestar voluntario su propio ordenador y conexión a la red como parte de un ataque distribuido de denegación de servicio (DDoS), una masa coordinada de  solicitudes que pueden estrellar un servidor web. Tradicionalmente, un DDoS proviene de computadoras personales que han sido ilegalmente cargados con software y atados a un servidor único, como parte de un “botnet”. El cañón de iones de baja órbita es, en esencia, una botnet de voluntarios Anónimos para acabar con sitios web.

Una decena de personas, llamado “PO”, son capaces de lanzar un ataque. Si cualquier OP abusa de su poder, si él no hace caso de lo que Anon llaman “la mente de la colmena” en las conversaciones de IRC, el resto de PO puede cerrarle la puerta a la charla. Si algún anonym no se adhiere al objetivo, puede ser desconectado su  equipo de la botnet de voluntarios, lo que reduce su efecto. Anónimos es una democracia ateniense de 24 horas, a cargo de un quórum de cualquieras que estén despiertos. Es difícil incluso definir Anónimos como un “grupo”, ya que no todos los miembros participan en todos los proyectos. El intento de acabar con el sitio Lieberman, por ejemplo, es parte de un esfuerzo llamado “operación retorno”, una manifestación de apoyo al Sr. Assange. Según el Sr. Correll,

Anónimo no tiene un gobierno jerárquico típico, pero cada misión tiene un organismo dedicado a la organización de auto-nombrado. Esta entidad organizadora comienza el proceso de creación de la infraestructura necesaria, reclutando nuevos miembros, la investigación / identificación de objetivos vulnerables, los medios de difusión, y mucho más. Sin embargo, la entidad organizadora tiene libertad de cambiar (y ha cambiado) cómo la misión evoluciona día a día. He observado por lo menos una toma de control cuando el grupo mayor no estaba contento con lo que los organizadores estaban haciendo. Steve (de TheTechHerald) y Yo pedimos al Partido Pirata que emitiera una declaración pidiendo a la Operación Retorno  detener sus ataques y recurrir a medidas legales de protesta. Muchos organizadores estuvieron de acuerdo, pero la mayor parte mayor del grupo de anónimos no lo hizo. Se enojaron con los organizadores y temporalmente tomaron el control de toda la campaña, incluso al lanzar su propia declaración a los medios de comunicación.

Anonym entiende sus limitaciones.

Hablé con los que trataban de acabar con la web del fiscal sueco para detener el prceso en Suecia.  Describían sus motivaciones, diversas, como tratando de “crear conciencia”, “para mostrar el fiscal que tenemos la capacidad de actuar” y “perjudicar daños y crear atención”. Esto es todo lo que un ataque de denegación de servicio puede hacer: registrar la protesta. No es la ciberguerra. Es un golpe de propaganda. Y es limitado a un número limitado de sitios web: vulnerables, pero importante. O, como anónimo dijo mientras se discutían las consignas ayer.

Paypal y Visa son infranqueables, son EveryDNS, y la Interpol nos joderá a todos, Postfinance es el más adecuado para sufrir nuestra rabia, que es la **** lieverman?

Es sólo un senador. Casi se convirtió en vice-presidente, una vez. Fue hace años.

 

vía arturo federico vía

Anuncios