Hombres que son como lugares mal situados


Hombres que son como casas saqueadas

Que son como sitios fuera de los mapas

Como piedras arrancadas al suelo

Como niños huérfanos

Hombres inquietos sin brújula en la que reposar

Hombres que son como fronteras invadidas

Que son como caminos cortados

Hombres que quieren pasar por los atajos cegados

Hombres sulfatados por todos los destinos

Desempleados de sus vidas

Hombres que son como la negación de las estrategias

Que son como las guaridas de los contrabandistas

Hombres encarcelados clavándose cuchillos

Hombres que son como daños irreparables

Hombres que son supervivientes vivos

Hombres que son sitios desviados

Del lugar


Daniel Faria, un poeta portugués.

 

Anuncios