Cada imagen de exterminio es para el poder, y pronto será para nosotros, tan figurativa como una pintura monocroma

Extractos de “La lógica de la huelga”

Claire Fontaine

“Partimos del presupuesto de que la economía no pertenece al dominio de la ciencia, sino que es un problema común, visual y sensible. (…) estamos ante un espectáculo absurdo y ubuesco, que tiene formas, colores, afectos y consecuencias, pero que no tiene sentido”

(…)

“La idea de que se pueden aplicar a estos fenómenos los cuadros de análisis que hemos heredado del pensamiento marxista, o el buen sentido común, es impracticable. Por eso mismo, imaginar que podemos combatir esta situación por medio de luchas orquestadas por organizaciones políticas y sindicales es absurdo. Nos hace falta, nos guste o no, ser visionarios e imaginar prácticas de libertad, formas de representación de conceptos y de personas que puedan colocarse en el nivel de la abstracción extrema al que el desarrollo capitalista nos ha llevado.

(…)

La huelga humana puede definirse como una huelga más radical y menos específica que la huelga general o la salvaje. Esto se manifiesta en el hecho de adoptar un comportamiento que no responda a lo que los otros nos dicen sobre nosotros mismos, ni a lo que esperan de nosotros. (…) Declarar una huelga a la que cualquiera se pueda unir y que busca atacar las relaciones humanas y los sistemas de valores que estas alimentan, es probablemente la única posibilidad que tenemos para extirparnos del círculo vicioso del valor.

(…)

La huelga produce un exceso de energía allí donde había un exceso de explotación. No solamente libera el cuerpo y el espíritu sino que transforma las subjetividades, instaura otra divisa simbólica y crea un nuevo metabolismo individual y colectivo. Porque convertir la pobreza en riqueza no es una operación que se haga por medio del dinero, es necesariamente un movimiento que hace que el uso del dinero se vuelva caduco, o que crea valores que el dinero no puede medir, y de esta manera libera momentáneamente los corazones y los cerebros de la tiranía intelectual y emocional de la economía. para que puedan finalmente funcionar según una lógica diferente, la lógica de la huelga”

(Notas sobre economía libidinal. Claire Fontaine)

Anuncios