desde el CIE de Aluche

Queremos denunciar ante los Derechos Humanos la violencia psicológica y física a la que estamos siendo sometidos en el C.I.E., el Guantanamo Español, por los funcionarios, ya sea dentro del centro, como cuando nos llevan al aeropuerto, donde somos sometidos por estos nazis policiacos, que sin razón nos van dando golpes.
Nuestro delito: no tener papeles
Nuestra condena: 60 días de internamiento
Nuestros derechos: 0
Control de sanidad: 0
Aquí somos vulnerables. No tenemos derechos. A la vez que física es una reclusión psicológica. Cuando ves que llevas más de 50 días renace la esperanza de salir de aquí. Piensas, ya voy a cumplir la condena impuesta, pero te la arrebatan porque vas directo al avión para ser deportado a tu país de origen. Te puedes resistir el primer intento, pero después te zurran a golpes, te meten una paliza. Me pregunto, ¿su trabajo es acabarnos a golpes?. Aprovechan su trabajo para humillarnos y demostrar su xenofobia hacia los extranjeros.
El día miércoles 19/10/2011

Iniciamos una huelga de hambre, no entramos a comer. Claro que no todos quisieron no comer.
Después de la hora de la comida nos subieron al módulo. Yo estoy en el módulo 1 planta 1. Una vez en el módulo me puse a hacer un folio para reclamar nuestros derechos, pero de manera pacífica. Me puse a reunir firmas. Logré 40 firmas en el módulo donde estoy. Lo único que pedíamos era que agilizarán los trámites de expulsión o libertades.
Después me metí en la celda y me acosté. Como a la 1:00, o no sé qué hora era, irrumpieron más o menos entre 6 y 8 agentes de la guardia nocturna con escudos, cascos y porras. Entraron y nos dijeron, todo el mundo contra la pared, ¿dónde está el papel de las firmas?. Yo contesté, ¿qué papel?. Enseguida lo encontraron, yo no lo había escondido, porque pensé que estaba en mi derecho, bueno eso creía. ¿de quién es esta cama?. Contesté, mía. Entonces me pegó un puño en la cabeza que me tiró al suelo. No me enteré, fue un lapso entre que le vi, sentí el golpe y ya estaba en el suelo. No era capaz de incorporarme, me temblaban las piernas.
papel de la discordia
El resto de la noche tuve vómitos y hoy al pedir consulta con el médico me la denegaron hasta avanzada la mañana. Le conté al médico lo ocurrido y dijo, uf, tu te has pegado un golpe y ya, ok?.
Conseguí contactar con el consulado que en seguida empezó a investigar. Tuve una entrevista con la cruz Roja del centro y me facilitaron otra telefónica directamente con la cónsul.
Finalmente me hizo llamar uno de la secreta para amenazarme, como muevas otro dedo la vas a cagar. ¿No crees que bastante complicada es ya tu situación?. Prepárate, el lunes tienes plan de vuelo y más vale que no te bajes del avión, porque la segunda vez te acompañaré yo personalmente y no seré tan benévolo.
*Declaración Universal de los Derechos Humanos
Anuncios